2

Glorias del Astillero tuvo su clásico en Parque de la Paz

Parque de la Paz Camposantos y Servicios efectuó este viernes 26 de abril de 2024, un reconocimiento a una tradición significativa de la comunidad guayaquileña, llena de grandes recuerdos y alegrías.

Cada club, Emelec y Barcelona, acumula 99 y 95 años de vida institucional ligada al fútbol profesional ecuatoriano, respectivamente.

Este año se realizó el evento con el concepto «Astillero de la paz», con el objetivo de invitar a los guayaquileños a comprender que después de la pasión y la rivalidad entre grandes equipos, se puede llevar a cabo una fiesta en paz.

El objetivo es también entender que después del fútbol hay una amistad, por ello la idea de conmemorar a grandes glorias del fútbol del astillero que ya no están entre nosotros.

«Astillero de la Paz» se jugó en la cancha de Parque de la Paz, en conmemoración especial a figuras emblemáticas que perduran en las vitrinas gloriosas de Barcelona y Emelec.

El sector de Bóvedas del Astillero del Camposanto de Parque de la Paz, en La Aurora, fue el escenario donde se reunieron dirigentes y familiares de las figuras ya desaparecidas y objeto del homenaje póstumo.

Parque de la Paz cuida recuerdos

Los familiares que asistieron recibieron arreglos florales y compartieron testimonios de la trayectoria de quienes descansan en paz en este camposanto.

También hubo un espectáculo musical a cargo de la cantautora Tábata Alvarado, quien interpretó los himnos de Barcelona y Emelec, además de un popurrí de temas representativos de los dos equipos guayaquileños.

El homenaje fue una oportunidad para expresar gratitud a los actores ya fallecidos en un ambiente de solemnidad y paz, de cara al clásico del astillero de este domingo. Esto, por el trabajo incansable y compromiso con sus fanáticos. Sus ejemplos inspiradores hicieron que este evento refleje la importancia de cuidar los recuerdos de personalidades históricas y memorias imborrables.

Las Bóvedas del Astillero

En este cuerpo de nichos descansan grandes figuras que marcaron hitos y recuerdos tanto para Barcelona como para Emelec. Pablo Hanníbal Vela, el recordado ‘Rey de la Cantera’, es la primera persona cuyos restos mortales descansan en el complejo Bóvedas del Astillero. Junto a él están Eduardo «El Ché» Pérez y Giuseppe Cavanna, estos últimos hinchas emblemáticos del bombillo y fundador de la Barra Boca del Pozo, respectivamente. También, don Julio Espinoza, conocido como “El hombre de la campana”, comparten el descanso eterno en este sector.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *